Monday, 28 October 2019

Cádiz 27



Este es uno de los 25 cuentos que forma el libro 1/4. El título es Cádiz 27, la ciudad y el número de la habitación donde suceden los hechos.
La voz narradora es la mucama que arregla las habitaciones de un hostal de ocho habitaciones... 








Dentro del pecho se abren
corredores anchos, largos,
que sorben todos los mares.
Rafael Alberti

Bato la cobija de la habitación azul en la herrería del balcón y en ese preciso instante vuela en picada, cuatro pisos abajo, el separador de un libro. El mismo de ayer. El que descubrí marcando las páginas de un libro naranja con lunares rojos en el buró del lado izquierdo de la cama. Parecía un abridor de cartas, pero de una lámina de madera clara, sin filo alguno. En la punta tenía un colibrí verde y
amarillo, un colibrí tan lindo que me invitó a sentarme un rato, furtivamente, en la esquina de la cama, a leer algunos de los poemas por los que había pasado él, a sentir lo que había libado por ahí.

Entonces inicio la carrera para recuperar al colibrí. Cruzo la habitación, el largo pasillo oscuro del hostal con sus ocho habitaciones y que después termina en un alta puerta de madera verde. Me paro en el descansillo que da al ascensor, y no, sé muy bien que no se baja en elevador cuando uno tiene prisa, así que comienzo a bajar los escalones grises de piedra volcánica. Y de repente, siento que
en lugar de descender, asciendo, remontándome a un lugar anterior al tiempo en el que me quedan sólo tres recuerdos: el primero, un dejo de azucena ahogada en un mar niña y en una mar niño; el segundo, un rumor a beso, a reencuentro; y el tercero, una luna primerísima, no mía ni suya, nuestra, bien nuestra, amaneciendo tras un abanico de sol.

Celina Dávila, Un cuarto, Editorial Textofilia y ediciones Ibero, 2019

https://www.kichink.com/buy/2298656/textofilia/1-4-celina-davila

Sunday, 18 August 2019

1/4 Mi libro en imprenta


Muchas gracias a Pino Cacucci por las palabras para la contraportada de mi libro...



Cuartos en varias ciudades del mundo, marcados con un número: cuartos testigos de amores, de soledades que se encuentran y luego siguen el viaje de la vida; cuartos impregnados de emociones fugaces, densas o volátiles…
Espacios transitados por sonidos y olores, sentimientos y recuerdos, por la alegría de vivir y la melancolía que da la nostalgia por las pasiones sentidas durante un tiempo; espacios donde la ausencia es presencia a veces ligera, a veces vehemente, donde incluso la muerte se asoma y va más allá, sonriendo al que se ha ido con la satisfacción de haber vivido plenamente la última revancha a la soledad.
Celina Dávila nos narra las mil consecuencias del amor y del desamor, con la acertada idea de depositar en habitaciones momentáneamente vacías la historia de cuánto han estado llenas de vida transcurrida, a través de pequeños detalles extraordinariamente intensos…


Pino Cacucci

Sunday, 3 June 2018

El Ganges







Un sueño de hace años guardado en el cajón con una imagen que nunca olvidaré: mis pies bañándose en el Ganges...
Al despertar me pregunté, durante todo el día, ¿qué pasaría si de verdad yo caminara por ese río?

... comenzaría por la historia de Visnú, por su encarnación como enano divino para medir al universo en tres pasos gigantescos. Les contaría acerca del paso en falso del dios de los mil nombres, y de cómo la uña de su pie provocó un rasguño en el tejido de la creación. Aquella minúscula herida se transformó en el lecho del Ganges, una fuente inmortal y eterna que fluye a través de los cielos, lavando las manchas del universo...

... mostraría mi mapa geológico en relieve del fondo marino. Allí se vería muy bien que el viaje del Ganges no concluye en el golfo del Bengala. Se une al Brahmaputra y juntos excavan un largo lecho trazado con toda claridad en el fondo del golfo. El mapa revelaría que lo que permanece escondido es mucho más largo de lo que corre en la superficie terrestre; y que tanto en geología como en la mitología hay un Ganges visible y un Ganges escondido: uno que corre en la tierra y otro bajo la superficie del agua. Si hiciéramos la locura de desdoblarlos obtendremos el mayor río de la tierra.

... les llevaría atrás en el tiempo, a los albores de la geología y les mostraría que donde ahora corre el Ganges había una vez una línea costera, un litoral que marcaba la extremidad meridional del continente asiático. La India era lejana entonces, muy lejana, en otro hemisferio. Estaba pegada a Australia y a la Antártida.

... les enseñaría el mar y el origen de su nombre, Teti, la esposa de Océano en la mitología griega. En los tiempos en los que el Himalaya no existía, no existían los ríos sagrados, ni Jamuna, ni Ganges, ni Saraswati, ni Brahmaputra. Y como no existían los ríos, no existía el delta, ni la pianura aluvional, ni el fango ni los manglares. No existía el Bengala. 

... les contaría (y quién sabe si lo comprenderían) cómo fue que, 140 millones de años atrás, la India se desprendió de la Antártida, comenzando su viaje hacia el Norte y  moviéndose a una velocidad inaudita, alzando con su peso la cadena del Himalaya. Y es entonces ahí donde habrían visto al Ganges fluir como un riachuelo de una colina che se despereza. Habrían visto, mientras la India viajaba, al mar de Teti restringirse y secarse hasta desaparecer, mientras el lecho del río se iría surcando como la herida del rasguño divino de una uña.

Thursday, 5 October 2017

Traducir a los imaginistas

El imaginismo es un movimiento poético que se origina en las primeras décadas del S.XX en la que varios poetas incursionan directamente o de la que se ven fuertemente influenciados. (Una fase de Ezra Pound, y T.S. Elliot, Wallace Stevens, D.H. Lawrence, Amy Lowell, Hilda Doolittle, Marianne Moore).

Su intención es la de dar imágenes visuales exactas, con una libertad radical en la elección del sujeto poético. Su posición era anti-retórica, anti-pretenciosa, contra la sofisticación de la figuración, la hiperdecoración y la verbosidad. Su radicalismo constituye en recortar al máximo y llegar a lo básico, también con una libertad total en la elección del sujeto. Su visión es la de una macro-lente de una cámara fotográfica con la que se pueda concentrar en una imagen la realidad. Su lenguaje refleja el lenguaje hablado con la mayor intención de exactitud posible.

A continuación veremos algunos preceptos de su manifiesto intercalándolos con poesías de diferentes autores. 

La traducción fue en dos procesos, la directa y la revisada sin el texto al lado, para concentrarme en los preceptos del imaginismo, en asegurarme de proveer un lenguaje exacto, respetando la cadencia del verso libre y la concentración de la expresión de las imágenes. 

1. Usar el lenguaje común, emplear la palabra exacta, no la casi exacta ni mucho menos la palabra decorativa.

Amy Lewell, 
La carta


Pequeñas coartadas palabras garabateadas por todo el papel
como manchas de patas de mosca.
¿Qué puedes decir del fulgor de la luna
a través de las hojas del roble?
¿O de mi ventana sin cortina y el piso desnudo
salpicado de luz de luna?
Tus tontas peculiaridades y retorceduras no tienen nada de
florecientes majuelos,
Y este papel es soso, crujiente, liso, privo de encanto
entre mi mano.
Estoy cansada, querida, de raspar mi corazón contra
el deseo de ti:
de estrujarlo en tus pequeñas gotas de tinta
y de publicarlo
y de escaldarlo sola, aquí, bajo el fuego
de una luna mayor.

2. La individualidad del poeta puede ser mejor expresada  en el verso libre que en las formas convencionales. 
En poesía una nueva cadencia significa una nueva idea.


El ático que es Deseo
William Carlos Williams


El ático que es Deseo
la nueva carpa
de

desnudos rayos
donde

directamente espera
la noche

y día -
Aquí

de la calle
por 

***
*S*
*O*
*D*
*A*
***

sonado con
luces encendidas

el oscuro
cristal

exactamente
abajo en el centro

está
paralizado



3. Completa libertad en la elección del sujeto.

"Between Walls”
William Carlos Williams


En las alas traseras
del
hospital donde
nada
crecerá se extienden
cenizas
donde brillan
los rotos
pedazos de una botella
verde. 


4. Presentar una  imagen. No estamos en una escuela de pintores, pero creemos que la poesía debe dar los exactos detalles y no lidiar con vagas generalidades, por más magníficas y sonoras que sean. Es por esto que nos oponemos al poeta cósmico. que para nosotros parece que rehuye las reales dificultades de esta arte.



Sea Rose by H.D.

Rosa, áspera rosa,
arruinada y con raídos pétalos
mísera flor, delgada, 
sin hojas,
más preciada
que una rosa húmeda,
sola en su tallo -
arrancada a la deriva-
atrofiada, con hojas pequeñas,
arrojada a la arena,
alzada por la tajante arena
que se lleva el viento.
¿Puede la rosa acre
derramar tal fragancia 
endurecida en una hoja?

5. Producir una poética que sea dura y clara, nunca borrosa o indefinida.

This is just to say
William Carlos Williams


Esto es solo para decir
que me he comido
las ciruelas
que estaban en 
la nevera
y que
probablemente 
guardabas
para el desayuno.
Perdóname
estaban deliciosas
tan dulces
y tan frías


6. Escepticismo en la imaginación


El hoyo
Rae Armantrout

Una cuerda de palabras
podría ser un gusano
o un aguja 
pasando
adentro y afuera
a través de algún hoyo —
¿Cosiendo qué a qué?
Me imagino
pasando
a través de tus pensamientos,
un sonámbulo, 
diciendo y haciendo cosas
sin saber
mientras ocurren. 


7. La concentración es la esencia de la poesía. 

“En una estación del metro”
Ezra Pound


La aparición de estos rostros en la multitud:

Pétalos en una húmeda negra rama. 

Wednesday, 27 September 2017

No. golden 5

Entre la lluvia
y las luces
vi la figura 5
en oro 
en un rojo
camión de bomberos
moviéndose
tenso
ignorado
en chirridos 
de gong
aullidos de 
sirena
y ruedas estruendosas
por la oscura ciudad.

William Carlos Williams 

Out of the Cradle Endlessly Rocking



From under that yellow half-moon, late-risen, and swollen as if with tears

Walt Whitman 

Thursday, 14 September 2017